Qué es la Energía Masculina y qué la Energía Femenina.

Hace miles de años que la Filosofía Tradicional China habla del Yin y el Yan. En otras culturas también se habla de dos fuerzas que son opuestas y complementarias, por eso las llamamos Energías. En Occidente nos cuadra más la categorización de este concepto en Energías Masculina y Femenina. En cada uno de nosotros existen ambas Energías, aunque siempre suele haber una que predomina y en coaching lo denominamos “Tu esencia”.

Para qué nos sirve saber si estamos más en Energía Masculina o en Femenina.

Saber si nuestra esencia es de una u otra energía nos ayuda a conocernos mejor, a comprendernos a nosotros mismos y a las personas que amamos. Forma parte de nuestro Mapa Mental, que es el filtro a través del cual interpretamos la realidad. Asimismo nos ayuda en nuestra relación de pareja entender que la otra persona hace lo que hace, habla como habla y siente como siente en gran medida porque su esencia es Masculina o Femenina, es algo que tiene su base biológica.

Biología de las Energías Masculina y Femenina.

Por mucho que se empeñen las diferentes ideologías políticas, hombres y mujeres no somos iguales a nivel biológico. En el proceso de gestación, ciertas estructuras cerebrales se forman de manera distinta si hay presencia de Testosterona o si hay ausencia de la misma, una de ellas es la Amígdala, implicada en los procesos emocionales de estrés y miedo,  y otra es el Hipotálamo, el centro de organización del Sistema Nervioso Central, Neuroendocrino y Neuroinmune. He sintetizado una barbaridad, pero tenéis más detalle aquí https://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/endocrinolog%C3%ADa/v04_n2/neuro(1).htm

Durante el crecimiento y hasta llegar a la edad adulta la conducta del ser humano está mediada en gran medida por el Sistema Neuroendocrino, de tal modo que si tu organismo produce Estrógenos o Andrógenos se desarrollarán unos comportamientos de “macho” o de “hembra” según los gametos que fabrique tu organismo. Esto en el tema que nos ocupa significa que si eres mujer procesas y emites la información de una manera diferente a si eres hombre. No es identidad de género, es Biología.

Diferencias entre Energía Masculina y Femenina

Partiendo de la base de que todos poseemos ambas energías, la Masculina se caracteriza por ser una Energía Competitiva, Directiva, Simplificadora, Monotarea, Casi Monosilábica, Rígida, Racional, Lógica, Conseguidora. Y la Energía Femenina es Amorosa, Protectora, Emocional, Flexible, Comunicadora, Multitarea, es la energía de la Conexión con los otros, por eso es muy importante para las relaciones personales. Como podéis ver, ambas son necesarias para una vida completa, pues en las relaciones sirve más una y en el mundo laboral/estudios sirve mejor la otra.

Energías y pareja

La atracción surge cuando hay polaridad, similar a un imán, cuando nuestra esencia es Femenina nos sentimos atraídos por una esencia Masculina. Y esto es al mismos tiempo maravilloso y fuente de conflicto porque esperamos que el otro funcione como nosotros, cosa que no va a ocurrir. El ejemplo que siempre uso en mis sesiones es la forma de comunicar: La energía Femenina es abundante en detalles cuando cuenta las cosas, te dice con pelos y señales de qué color era, qué aroma tenía, quién estaba allí, de quién era prima, dónde veraneaba, con quién se casó, y un eterno etcétera. La energía Masculina es parca en palabras siempre: Qué tal el día cariño? Bien. No esperes que tu pareja masculina te cuente las cosas como lo cuentas tú. No va a pasar. Y no esperes que tu pareja femenina se ciña a los hechos escrupulosamente porque tampoco va a poder, es su esencia captar toda la información posible y contártela con todo lujo de detalles, y esta dualidad nos ha servido cuando éramos cazadores recolectores y nos ha permitido hacer equipo y sobrevivir a lo largo de la historia de la Humanidad.

conclusiones

Vivir en pareja no es fácil, requiere trabajo diario, de modo que si pones poco esfuerzo en cuidar tu relación no esperes grandes resultados. Y si quieres poner en práctica algo que siempre funciona es darle a tu masculino Validación y a tu femenino Presencia. Evita la Crítica y aprende a hacer quejas en su lugar, es decir, evita criticar la manera de ser de tu pareja y empieza a hablar de los comportamientos, éstos pueden cambiarse, pero criticar al otro te traerá malos resultados.

 

 

Foto de Octavio Fossatti en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.